Arrugadas como pasas viven,
entre los arbustos de imaginación
todas esas palabras ralas
que parece no tienen explicación.

Se estorban unas a otras,
tratan de llamar mi atención
observan cual será mi paso
desean formar parte de mi elección.

Algunas viejas y apalancadas,
pierden toda su motivación
otras algo más novedosas
se alzan firmes sin pedir perdón.

No creo en los versos anquilosados,
ni tampoco en la fácil inspiración
solo entiendo de duro trabajo
por eso mis versos huelen a construcción.

Repartidas por mi mente pasean,
intentan huir por los poros de mi colchón
necesito que se relajen un poco
o se convertirán en mi perdición.

Me permito desafiarlas,
están obligadas a luchar hasta la rendición
si quieren ser elegidas
y participar en la próxima función.

Casi las siento correr,
por los rincones de mi habitación
nunca están contentas
las mando pensar al rincón.

Todas me miran fríamente,
como esperando redención
pero no saben que esto
solo es una nueva canción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s