Se reflejaban en el cristal de sus ojos todas las terribles ideas que una vez acompañaron su vida, empañaba su alma el vaho de aquel recuerdo que se le clavaba cuando las manillas de su corazón marcaban el momento eterno que se desvaneció como arena entre los dedos del destino.

Amor, tiempo y muerte como forma de vida, adornada por las sonrisas perennes y las miradas cómplices que huyeron de la cárcel para encontrar un lugar mejor donde no había dolor, y el sufrimiento se transformó en pájaros de seda que volaban alto entre las nubes blancas que dormían en el mar de aquellos ojos.

La sábana de su sonrisa escondía el terrible secreto de su corazón, el ímpetu etéreo, alcanzado por la vanidad humana tratando de mantener la eternidad que da lo único, aquello que es para siempre.

Amor, tiempo y muerte como forma de vida, adoctrinando a nuestros miedos para poder saltar al vacío, y en ese momento cuando se abre el paracaídas, el aire puro de la verdad riegue nuestros marchitos pulmones deseosos de calor y al aterrizar no exista nada, salvo tu frente a la vida.

Flotaron nubes negras y sobre el océano del pasado se hallaban esparcidos las decisiones que no tomamos cuando debimos, de las que huimos y no quisimos saber, cuando mandamos a la horca a nuestros temores y dejamos todo en manos de unos campesinos hambrientos de victorias y sedientos de amor.

Amor, tiempo y muerte como forma de vida.

Que el mañana nos pille confesados y hagan olvidar nuestros pecados, los errores imperdonables que lastran nuestra existencia, bajo el sol que ilumina cada día nuestros pasos ante el devenir oscuro de cada momento elegido con sabiduría para saltarnos las leyes divinas de cada corazón caído por la falta de la luz pura y sanadora que da el amor.

Amor, tiempo y muerte como el corazón que se tropieza con una mirada.

Amor, tiempo y muerte como la electricidad que recorre tu cuerpo cuando vives con intensidad cada momento.

Amor, tiempo y muerte como motivos de guerra y razones para la paz.

Amor, tiempo y muerte como un beso del pasado que no volverá.

¿Recuerdas la última vez que miraste el reloj?

¿Recuerdas la última vez que fuiste guiado por tu corazón?

¿Recuerdas la última vez que dejaste de vivir?

Amor, tiempo y muerte. 

 

Anuncios

2 comentarios en “Amor, tiempo y muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s