Arrastrado por el lodo solo busca redención

es la historia que vivimos, surca nuestro dolor,

de entre los gatos, el más pardo,

de entre los leones, el más manso,

de cada cual que se acerca

una pizca de su esencia

no sabe contar ni hasta diez

tampoco cree que lo pueda entender

pero hay algo inexplicable cuando

las letras solas fluyen, se colocan,

dibujan paisajes entre mis manos,

vuelven como un boomerang. Derrotadas.

 

Los enemigos nos castigan con su presencia,

los amigos nos desprecian con su ausencia,

vais a ver todo lo que no podéis tener,

cada uno de los pasos que vais a dar,

las notas de canciones que no entonarás.

Y su mirada, fría, recia y volátil

como una bomba a punto de estallar,

cada verso a punto de romper: tu alma.

 

Maldita la hora que llegaste,

maldita la vida, malditos días,

maldito universo que no hará que vuelva.

No quedan horas ni minutos, solo espacios huecos

en mi alma, todo vuela, todas se van

y entre el vacío: mi existencia pagana,

deshojando el corazón ante cada verso

exponiendo mi alma ante cada paso,

desnudando mi mente, y me canso.

 

Relájate ante el deseo de buscar

el momento adecuado para cruzar

las veinte millas que separan

tus miedos, mis cicatrices y la verdad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s