Día 1.

Me acaba de llegar la copia de prueba de mi libro. Por fin está aquí, después de un viaje de miles de kilometros desde Estados Unidos ha llegado sano y salvo. Y es una pena porque ya tengo mi equipo de disección formado por varios lápices de colores brillantes para marcar, subrayar y tachar todo aquello que no deba aparecer en la edición definitiva.

Todavía no me creo que tras muchos años de incertidumbre y miedo me haya atrrevido a publicarlo. No es que haya sido una odisea, pero enfrentarse a unas editoriales sedientas de dinero y de sangre de inocenctes escritores ha sido toda una experiencia. Sin embargo, me decidí a publicar por mi cuenta por CreateSpace porque esa libertad de hacerlo como quieras y poder pegarte la hostia sin tener a ningún tipo que te diga lo que hacer me parece muy atractiva.

Voy a ponerme a ello, a revisarlo y a no dejar nada al azar.

Anuncios